Lección magistral

moodle

 LA EDUCACIÓN DE VALORES EN LA UNIVERSIDAD

Respetada Comunidad universitaria, Distinguidas autoridades y a todos los aquí presentes; como reflexión hemos querido traer hoy, día de la apertura oficial del Año Académico  2016/2017: La Educación de valores en la Universidad.

mde

La Iltma. Señora Vice-Decana de la Facultad de Ciencias de la Educación pronunciando el discurso de la educación moral en la UNGE

Por la calle, en encuentros, en foros, charlas entre amigos, reuniones sociales y familiares, se habla frecuentemente de la pérdida de valores. ¿Por qué? ¿Qué echa en falta la sociedad? ¿Nuestra sociedad?. El concepto de valor es tan complejo que, a veces, suele resultar difícil su definición porque estamos inmersos en una sociedad pluralista en la que se nos ofrece una multitud de posibilidades y, en la que se opta por dar una primacía al individuo,  el cual tiene que establecer su propia escala de valores.

¿Es necesario educar o formar en valores desde la Educación Infantil hasta la Universidad? Algunos dirían que es tarea de la familia, ya que es en el seno de aquélla donde se empieza a conformar la personalidad posterior del niño, pero hay que darse cuenta asimismo de la necesidad que tiene dicha familia (micro – sociedad)  en confiar a la escuela la tarea de educar. Se vuelve a la pregunta ¿la Universidad  debería formar en valores?

Ortiz Torres en 1999,  habla de la preocupación de la Comunidad Universitaria mundial por el problema de la educación o formación en valores. De esto se viene hablando bastante  desde hace tiempo, apunta la exigencia de una mayor eficiencia, eficacia y pertinencia en los procesos formativos en la enseñanza superior con la entrada del nuevo milenio, no solo en cuanto el nivel técnico – profesional de los egresados, sino también en sus cualidades morales.
Un objeto de investigación educativa tan complejo como los valores no puede ser aprehendido desde una sola disciplina como puede ser la pedagogía, la filosofía etc. tampoco debería ser abordada solo por las instituciones educativas, sino hacer nuestra la reflexión de Marina Torres en 2014 cuando habla del concurso de toda  la tribu para la educación un niño y podríamos añadir de nuestro estudiante universitario, porque todos somos responsables de la educación de los niños, de los jóvenes y demás personas que se crían o viven en nuestro grupo social.
Regresando a las palabras de Marina, se diría que para educar a un buen niño haría falta una buena tribu, por lo que significa así que se debe restaurar los valores perdidos, si es que se tiene conciencia del valor perdido. Por ejemplo, la gastronomía, ésta constituye un valor contextual, el plato típico de cada grupo étnico o cultural encierra un valor pero en ocasiones ni nos animamos a preparar ni aprender a preparar dichos platos; la hospitalidad que caracteriza al pueblo ecuatoguineano y nos preguntamos, ¿De verdad que seguimos siendo tan hospitalarios? ¿Qué valores, reiteramos, estamos perdiendo? Es un análisis que hay que hacer.
Yo, como ser que convive con otros en una sociedad estoy retomando el papel de enseñar a vivir desde el lugar que ocupo?
Cada vez somos más conscientes de la necesidad de valores por parte de la sociedad actual, de nuestra sociedad. Qué hacer si se tiene en cuenta, según López-Barajas y otros, 2000, que el valor es algo natural, propio de todo ser y de cada ser? cada uno posee  unos valores y en cada instante preferimos una cosa, valorándola más que otra, una acción a otra; por eso, Rodríguez y Zulueta hablan de la naturaleza subjetiva del valor, ya que existe individualmente en los seres humanos pero, que igualmente tiene una naturaleza objetiva porque constituye parte de la realidad social e histórica en la que se desarrolla este ser humano. Dentro de este sistema objetivo de valores, cada objeto, fenómeno, idea, concepción, conducta, tiene una función en la sociedad que la favorece u obstaculiza adquiriendo una u otra significación (según el filósofo Fabelo). Es un sistema dinámico, cambiante y depende de las condiciones históricas concretas estructuradas jerárquicamente. Aquí los valores se entienden como parte integrante de la realidad social ¡ojo! con esto hay que decir que importa el contexto en el que uno se mueve, porque valores universales como la equidad, el respeto etc. son percibidos como bienes,  pueden ser puestas como norma universal hay otros valores que no reúnen estas condiciones, de ahí la insistencia en la contextualización.
Hay valores ligados a la realidad de una sociedad  concreta. Se reitera la complejidad del término valor, lo que uno toma como valor no resulta serlo para otro, lo que la cultura de uno valora no será valorado por la cultura del otro.
Por ejemplo: Para las sociedades altamente cristianas la monogamia constituye un valor pero hay otras en las que lo es la poligamia….Daría otro ejemplo, para el europeo, besarse los novios en plena calle es algo normal, pero tú joven, adulto vete con tu novia a Rebola, Mongomeyen, Sendje en San Antonio de Palea y te besas con tu mujer, tu marido, tu novia, te mirarán como si fueses un extraterrestre… pues cada ser humano establece su propia jerarquía o escala de valores y según esta escala se puede entender a cada persona, cada generación, cada pueblo etc. López Barrajas 2003.

Por lo que muchos estudiosos definen valor como aquello que no  nos deja indiferentes, responde a nuestras necesidades, destaca por su perfección o dignidad, rompe nuestra indiferencia y nos mueve a obrar.
 Entonces se puede mantener que los valores son:

  • Proyectos, ideales (apreciados, deseados y buscados).
  • Opciones que la voluntad elige y busca.
  • Creencias (que integran en la estructura del conocimiento otorgándole un sentido).
  • Característica de la acción humana que mueve a la conducta, orientan la vida y marcar la personalidad.

dav

     Sentido de humor y entendimiento

El valor viene a ser como el motor o impulso permanente que dinamiza y orienta los comportamientos y la conducta: SON LA AUTENTICA FUENTE DE ORIENTACION Y MOTIVACIÓN.
Ahora regresemos a la pregunta del inicio ¿es necesario formar en valores desde la educación infantil a la Universidad?
El debate está abierto, muchos pensarán ¿Qué hace la familia?, ¿qué hace la iglesia? ¿Qué hacen las confesiones religiosas? ¿Qué hace la enseñanza Preescolar, Educación Primaria, Secundaria, ESBA, Bachillerato? Como para llegar con la educación en valores hasta la Universidad. Cuando vayamos haciendo esta reflexión pensemos que:

  • La educación es un quehacer de valores y que es el único camino que tiene los pueblos para lograr su desarrollo.
  • La educación ayuda establecer la propia jerarquía de valores.
  • Cualquier centro educativo debe convertirse en una verdadera escuela para la ciudadanía.
    Reiteramos la pregunta: 
  • Se debe educar en valores a los universitarios. Dicho de otra forma, se debe formar valores en la Universidad?
    Muchos consideran que formar en valores es una función de la educación precedente la UNIVERSIDAD.
  • Pensemos en apreciar la importancia de los valores básicos de la vida y para la convivencia.
  • Obrar de acuerdo con ellos.
  • Conocer las creencias, actitudes y valores básicos de nuestra cultura.
  • Valorarlos críticamente.
  • Elegir aquellas opciones que mejor favorezcan su desarrollo integral.

Nosotros debemos entender que los responsables de hacer realidad la gran frase de oro “Más vale un pueblo culto que rico expresada por el Presidente de la Republica de Guinea Ecuatorial, somos nosotros Profesores y estudiantes de todo el sistema educativo con la colaboración y apoyo de todas las capas sociales; se ha dicho: el  concurso de toda la tribu la cual sepa valorar la educación como quehacer de valores. El debate está abierto, la respuesta está en la conciencia de todos y de cada uno de nosotros.

                                 
sdr

   Estudiantes de la selectividad

                                         
                     
sdr

     Estudiantes de la selectividad