Apertura del Curso 2016-2017

logoun

 Discurso de apertura del curso académico 2016-2017
Educación de valores en la Universidad 
Manifiesto de compromiso común de los profesores

Tengo la enorme satisfacción de tomar la palabra en este acto académico de carácter social, que marca la Apertura Oficial del Curso Académico 2016/2017, en esta Institución Universitaria, para en primer lugar expresar en nombre de esta Institución, mis agradecimientos a la Vice-Ministra del Ministerio de Educación y Ciencia que nos está honrando con su estimada presencia en este acto juntamente con el Excmo. Sr. Gobernador de la Provincia de Bioko Norte y la Excma. Sra. Alcaldesa de la Ciudad de Malabo.
En efecto, con el fin de solemnizar la inauguración del curso escolar, dando así el debido relieve a la inmensa tarea que empieza y toda la significación que ha de atribuir la sociedad a la Universidad que la lleva a cabo, se ha querido celebrar este acto, que ha de tener eco a lo largo del día de hoy en el seno del tejido social.

mde

Excmo. Señor Rector Magnífico pronunciando el discurso de apertura del curso 2016-2017

Es bueno siempre y mucho más cuando los conceptos no han calado del todo, aprovechar las ocasiones  que se nos presentan para insistir en algunos, subrayar otros y no pocas veces avivar la consciencia sobre todo. Esta oportunidad de hoy, comienzo de un nuevo curso, es especialmente propiciar  para ello y podrá ser en toda época excelente oportunidad: que toda iniciación de etapa es adecuada para la reflexión y exigente para una renovación de buenos propósitos.

 Tenemos la obligación de hacer referencias de un hecho y es que, los orígenes de la enseñanza universitaria en Guinea Ecuatorial se remontan en el año 1.981 a iniciativa de S.E. OBIANG NGUEMA MBASOGO, quien en el año 1.995 creó oficialmente la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial, que empezó a funcionar sólo con tres (3) Escuelas Universitarias, en este tiempo la UNGE ha mantenido el espíritu y los principios que motivaron su creación, conjugar la generalización del conocimiento con la búsqueda de la excelencia y calidad; así como facilitar la formación académica universitaria a toda la juventud ecuatoguineana comprometida a aprender una carrera y, en los años sucesivos la UNGE seguirá en esta línea profundizando cada vez en su intención de ser una universidad cercana a la población y muy vinculada al mundo empresarial.
Es necesario que vivamos siempre de la realidad y contemplarla en todo momento con naturalidad. La Universidad es una institución que tiene un papel importante que desempeñar en la sociedad y debe responder a las expectativas que se plantean. Tiene una función social y cultural y a la vez un factor clave para la generación del conocimiento y para el desarrollo en general; debe promover, generar y difundir conocimientos mediante la investigación y el fomento de la interdisciplinariedad. La investigación constituye la actividad que dota de mayor prestigio a la institución universitaria y al profesorado universitario.
Las universidades son dispositivos de creación de innovaciones tecnológicas en el mundo, por lo que la mejora, acrecentamiento y renovación sistemáticas del conocimiento científico de los profesores universitarios son absolutamente necesarias.
Las competencias docentes del profesorado universitario están y deben estar asociadas a su función docente y a la definición de su perfil profesional. Se trata pues de invertir esfuerzos que ayudan a clarificar las habilidades y capacidades necesarias para desempeñar de forma efectiva la labor docente.
La responsabilidad del profesor universitario traspasa los límites del aula donde desarrolla el acto didáctico (fase interactiva), también debemos considerar el diseño y planificación de dicha formación (fase proactiva), la evaluación de las competencias adquiridas o desarrolladas, la contribución de dicho profesional a la mejora de la acción formativa, desarrollada y su participación en la dinámica académico-organizativa de la institución universitaria (órganos colegiados del Gobierno Universitaria, Facultad, Departamento, Carreras, Tutorías, etc.).
El desarrollo profesional del profesorado de la UNGE, puede entenderse como cualquier intento sistemático de mejorar la práctica laboral, creencias y conocimientos profesionales, con el propósito de aumentar la calidad docente, investigadora y de gestión.
En efecto, la declaración formulada por el Consejo de Gobierno Universitario después de su reunión que tuvo lugar en la ciudad de Bata, el pasado mes de septiembre del año en curso, se sintetizan de manera clara y concreta los objetivos futuros y la acción de la UNGE. El compromiso irrenunciable del perfeccionamiento de las actividades docentes en la UNGE en todos sus grados y, con el robustecimiento de la universidad en su ordenación y posibilidades, el refuerzo y fomento de la investigación dentro de una política científica, que llevará adelante por lo que significa en sí misma y por su proyección en los planes de desarrollo económico y social, ofrecerá a nuestros jóvenes nuevos horizontes de formación y especialización profesional, y continuará la intensificación de los medios que aseguren la igualdad de oportunidades a todos en la medida de sus capacidades. El crecimiento de la UNGE, se hace cada vez patente, a la fecha de hoy ya cuenta con Diez (10) facultades, 800 profesores y una matrícula proyectada para el curso académico que se inaugura en algo más de ocho mil (8.000) estudiantes. La UNGE ha sabido ejercer a lo largo de dos décadas su autoridad en el ámbito cultural, científico e intelectual. La figura del profesor universitario y su capacidad intelectual tiene mucho que ver con la calidad de la enseñanza y los conocimientos que transmite, he allí el dicho de que “a tal profesor tal estudiante”, pues en el aula académica, cualquiera que sea su grado, es siempre una tribuna de especial resonancia, y las calidades humanas del profesor impresionan sin duda a los estudiantes.

mde

                       Autoridades, directivos y profesores de la UNGE

En efecto, con la inauguración de este curso escolar 2016-2017, tenemos que enfrentarnos con muchos desafíos, entre ellos, la necesidad de un ensanchamiento de la base profesional de la UNGE; fundamental aspecto. La Universidad forma y capacita a la persona, para desempeñarse social y profesionalmente, responde a una racionalidad basada en la emancipación de los individuos y de la sociedad, como una corporación inserta en un mercado competitivo para producir y vender bienes o servicios mientras participa en el desarrollo económico a través del entrenamiento de fuerza de trabajo y de investigación productiva. La universidad no es ni debe considerarse como continuación de la enseñanza secundaria que da y debe dar al alumno una formación básica que le permite acceder a la universidad, pues, el bajo nivel de la Formación Básica con el que los alumnos se ingresan actualmente en la UNGE se hace patente cada vez en las estadísticas del rendimiento y promoción académica anual de los mismos, durante las primeras evaluaciones finales correspondientes al primer curso de sus respectivas carreras.
El examen de selectividad de los alumnos que han superado el 2º curso del bachillerato del nuevo sistema de Enseñanza Secundaria para acceder en la UNGE, representa hoy por hoy un enorme desafío con motivo de la gran afluencia de los participantes. Existe una fuerte demanda actualmente de los jóvenes, debido por supuesto al crecimiento vertiginoso de la población juvenil con apetencias de continuar sus estudios en la UNGE. Pues, el objetivo principal de las Pruebas de Selectividad para el ingreso en la UNGE es de seleccionar mediante criterios justos y objetivos a los mejores alumnos participantes por cada una de las unidades didácticas orgánicas en las que se estructura; por lo que desviar o adulterar dicho objetivo es socavar los cimientos académicos de nuestra UNGE. El estudiante de la universidad es la persona dispuesta y decidida a aprender una carrera y a investigar. La insuficiencia de profesorado, considerado globalmente es bien, notoria hoy, y lo ha de ser más en los años inmediatos. Ya que, en la actualidad especialmente en los primeros cursos universitarios la matrícula es excesivamente crecida que suscita problemas de su ubicación  y demanda de profesores el ratio profesor/alumno dista no poco del promedio internacional. Nuestros esfuerzos en los próximos años estarán orientados a remediar dicha situación.

Por otra parte, quisiera abordar aquí el tema del régimen de incentivos económicos, en el sentido de que como norma generalizable a todo alumno de la enseñanza universitaria, es fundamental que la sociedad adquiera consciencia de que no todos los jóvenes son aptos para acceder a los incentivos económicos que otorga el Gobierno, por lo tanto, se han elaborado nuevas normativas que regula dicho proceso que será por criterios de mayor rendimiento académico.
Respetada Comunidad Académica, la UNGE ha entrado en una nueva fase dura e innovadora que exige mucho sacrificio y dinamismo, esfuerzo de adaptación y un serio compromiso común de todos y cada uno de los agentes que intervienen en el quehacer educativo en esta Institución. Para hacerla más competitiva en el escenario académico internacional; hoy en día para acceder a los estudios en determinadas carreras de la UNGE, se ha establecido como requisito indispensable el concepto de NOTAS DE CORTES, tal como hemos escuchado en el informe síntesis.
Finalmente, quisiera a recordar nuevamente a la comunidad estudiantil de esta Universidad que las reivindicaciones acompañadas de actos de violencia no son de agrado de nadie ni aventajan a nadie, porque la violencia siempre engendra violencia. Los problemas se deben resolver mediante el dialogo de forma relajada entre las partes. Los primeros días estarán consagrados para las tareas de orientación y sensibilización de toda la Comunidad Académica. Hago votos porque las tareas del curso que empieza con la invocación a Dios todopoderoso, primero y la exposición de motivos y preocupaciones por la educación y formación de calidad después, se desarrollen con provecho bajo este doble signo de sentido religioso y devoción patriótica que debe presidir siempre el clima educativo y formativo de nuestras juventudes.
Deseo vivamente que en el curso que empieza hoy, la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial, con plena dedicación a su tarea fundamental todos colaboren con la dinámica viva en la resolución de sus problemas genuinos, suficientes en calidad y dimensión, para no dar lugar a que otros problemas externos vengan a ella para distorsionar en el quehacer académico, y frenar los frutos de una labor que, para tener efectividad, ha de ser continuada, serena e inexcusablemente auténtica.
Declaro pues, aperturado oficialmente el Nuevo Curso Académico 2016/2017, en nombre de S.E. OBIANG NGUEMA MBASOGO, presidente de la República, Jefe de Estado y de Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial.

 ¡MUCHAS GRACIAS!